Autenticidad.

           

       ¿Tú que vendes? Sí, es una pregunta directa que es fácil de responder, porque todas las personas suelen vender algo, no sólo los comerciales y vendedores que se dedican a esta labor de forma directa, lo realizan. El resto, aunque no vendan un producto de forma directa, sí venden su tiempo a una empresa por un salario, y/o venden sus capacidades, talentos y preparación, además de la experiencia, por algo a cambio. Pero en modo alguno se crítica, para nada, si vendes o no, y si lo haces, qué es lo que ofreces. De lo que se trata, es que sea lo que sea que un@ muestra a los demás no sea humo que se va a poco  que el viento sople con suavidad.  Se trata de que sea lo que sea que se ofrece, a alguien, sea en, con y desde la autenticidad, con veracidad, con honradez, sin fingimientos, sin mascaras o postizos. Se trata de tener la capacidad de ser auténtic@s en todo lo que se pueda y quiera “vender” y/o mostrar a quien se le quiera ofrecer.

 

            Un vendedor sabe que si no muestra la verdad de su producto, quizá pueda venderlo una vez, pero no dos. En cambio, cuando la prueba que entrega es en total autenticidad, cualquier otra cuestión que quiera mostrar,  posterior, le será comprada sin tener que venderla, pues fue auténtico y sigue siéndolo.

 

            Siendo como se es, es decir, autentic@, se acaba la falsedad. 

 

Psico2 en redes sociales

psicologos PSICO.DOS