No uso dos verbos

  

No uso dos verbos: vender y comprar. Son dos usos que sólo tienen cabida en un lugar, en esta humanidad. Pero para algunas personas ya no tienen comprensión, lógica, cordura ni raciocinio posible. Trabajo me costó llegar a dilucidar lo que ello significa.

 

 

•          No vendo mi vida.

•          No vendo mi tiempo.

•          No vendo traición.

•          No vendo mentiras.

•          No vendo miserias.                       

•          No vendo mis ojos.                        

•          No vendo mi corazón.

•          No vendo mis sonrisas.

•          No vendo mi alma.

•          No vendería a mis hijos.

 

Pero te  vendes por nada.

Y en nada te aprecias.

 

            ¿Qué no suele vender? Por desgracia no encontré nada, aún.

 

•          No compro esfuerzo ajeno.

•          No compro alegría de otros.

•          No compro tu mirada.

•          No compro tu cuerpo.

•          No compro la ternura.                

•          No compro bendiciones.           

•          No compro tu perdón.

•          No compro dolor.

•          No compro joyas.

•          No compro nada.

 

Se compra todo sin parar.

Te tienen comprando, siempre.

 

 

            ¿Qué es lo que compras que te pueda durar? Por desgracia no encontré nada, aún. Aunque no es una desgracia, sino un acierto darme cuenta que todo lo que se compra, en nada satisface, y que la mejor compra es comprar todo el tiempo de una para una misma y disfrutarlo con quien me apetezca sin necesidad de venderle nada, ni siquiera mi propio tiempo. 

 

 

(Por María Luz. Fue nuestra paciente, ya recuperada)

http://www.psico2-sevilla.es/


Psico2 en redes sociales

psicologos PSICO.DOS