REGRESIÓN HIPNÓTICA O HIPNOSIS REGRESIVA

4.- Regresión e hipnosis

 

Realizamos tres tipos de regresiones hipnóticas o tres tipos de hipnosis regresiva. Siempre desde el enfoque terapéutico de la misma cara al paciente que quiere resolver alguna cuestión de su pasado que le está afectando en el momento actual, pero nunca al modo en que algunas personas quieren vivir estos proceso, que suele ser para solventar una curiosidad, ver si esto realmente es verdadero o funciona para algo e incluso como una simple experiencia a tener en su vida.

Los tres tipos son:

  • Regresión hipnótica o hipnosis regresiva al pasado de la  vida actual.
  • Regresión hipnótica o hipnosis regresiva a vidas pasadas.
  • Regresión hipnótica o hipnosis regresiva al espacio de Vida Entre Vida (VEV)

 

Para ello se usa la hipnosis consciente, pues es el estado ideal en el que el paciente tiene control de lo que está reexperimentando durante el proceso y al término del mismo puede recordarlo todo. En cambio la hipnosis inconsciente es algo que no usamos debido a que en la misma el paciente no posee control de sí en lo que está recordando ni luego puede recuerda nada de lo que ha pasado en la sesión regresiva. Además, en esta última, todo lo que en esos momentos esté recibiendo mediante sus sentidos queda impregnado en su mente de tal manera que en el futuro podría jugarle una mala pasada. Obvio, que este tipo de hipnosis es usada para dar órdenes sugestivas al paciente para eliminar algún síntoma, adición o dolencia que posea, y a medio y corto plazo funciona, pero siempre existe el riesgo de que a la larga ofrezca una reacción inesperada, insospechada que le pueda alterar en algunas funciones en su vida futura. Por tanto, no corremos riesgos con el paciente y usamos la hipnosis regresiva o la regresión hipnótica consciente. Pero para que la diferencia quede mejor explicada se amplía, reducidamente, los distintos estados que el ser humano puede experimentar. Existen cuatro estados:

  • Estado Beta. En el estado de completa conciencia plena, en el que se suele estar por lo general. Cuando estamos despiertos. Desde este estado se puede llegar al de Ram-alta donde se experimenta confusión y alteraciones, pero antes de llegar a esto se pasa por experimentar momentos más o menos duros e intensos de ansiedad.
  • Estado Alfa. El mismo implican  un estado de trance ligero, medio y de niveles más profundos. Son los momentos anteriores a tomar el sueño o dormir. En este estado se entra en momentos de profunda reflexión, de meditación e incluso cuando nos ponemos a descansar sin llegar a dormir. Lo que muchos llaman el momento de soñar despierto.
  • Estado Theta. Se considera un estado altamente favorable y positivo desde el que la inspiración, la creatividad y el aprendizaje rápido son encomiables. Algunos científicos ilustres lo han usado para poder llegar a obtener el resultado final de sus ecuaciones que no conseguía resolver en un estado Beta. Es el estado anterior al que veremos en seguida, el estado Delta, donde se ha entrado en el sueño profundo. Al mismo tiempo, Theta es el estado ideal desde el que se accede y se entra en contacto con el subconsciente o el súper consciente (según las distintas escuelas lo denominan). Y es aquí donde accedemos de forma consciente a los datos olvidados del pasado actual, del pasado en otras vidas y de la VEV.
  • Estado Delta: Es el estado final de sueño profundo, donde ya se está dormido, donde se duerme sin sueños. Es el estado donde uno puede despertarse de golpe sin recordar absolutamente nada, y no es un despertarse como consecuencia de un sueño pesado o una alteración externa.
  • Si se quiere más información al respecto, acudir, por ejmplo a estos enlaces:  

http://www.megabrain.net/novedades/megabrain/ondas_cereb.htm

http://www.ub.edu/pa1/node/130

http://www.taringa.net/comunidades/desdoblamiento/1755215/Ondas-Cerebrales-alcanzar-los-estados-beta-alpha-theta-y.html

http://lanoticiaimparcial.com/el-sueno-y-los-diferentes-niveles-de-conciencia/

http://www.slideshare.net/Oscaritomartinez/ondas-alfa-beta-theta-delta-presentation

 

Visto los distintos estados, es el estado Theta el que usamos con el paciente en una regresión hipnótica o una hipnosis regresiva, pues es el ideal para que el paciente tenga control de lo que le sucede y recuerde todo lo experimentado en la sesión; mientras que al mismo tiempo ha estado deduciendo las causas de las alteraciones y/o problemas que le estaban afectando, lo que permite,  deducir el origen de su dolencia y que la misma siga perturbándole. En cambio, ahora, se entenderá el por qué no usamos la hipnosis regresiva o la regresión hipnótica inconsciente debido a que lleva a un estado Delta del que el paciente no saca todo el beneficio ya mencionado además de que en el futuro alguna cosa podría afectarle.

 

  • ¿Una sola regresión arregla mi problema o alteración actual?

De entrada la respuesta es no. Lo habitual es que se necesiten varias regresiones, las cuales no se pueden cuantificar de modo riguroso de entrada. Sí se puede decir, que en base a nuestra experiencia, el promedio no baja de las diez; de ahí hacia arriba.

Esto es debido a que en vida actual un hecho traumático puede, con alta probabilidad, estar encadenado o unido a otro que es parecido en el pasado y del que ni el paciente ni el terapeuta tienen conocimiento previo antes de iniciar una hipnosis regresiva, porque lo normal es que el paciente recuerde ciertos hechos sin que tenga el recuerdo total de lo que pasó en el mismo, y la experiencia, y el estudio demostrado de este tipo de regresiones, marca que este hecho está enlazado con otro anterior que no se recuerda, pero que en el proceso de la regresión sí aparece. Por tanto, lo que suele suceder es que desde un hecho traumático del que algo se recuerda antes de entrar en la regresión, dentro de la misma, aparece el recuerdo de otro que es el iniciador del que se estaba examinando y que constituye el detonador del anterior. Así que cuando aparece el detonador de lo que causa las alteraciones al paciente hay que localizar el que realmente lo inicia, desconectarlo y buscar los hechos posteriores al iniciador, que siempre existe,  y que también, tienen algún elemento común que mantiene o reincide alguna alteración con hechos posteriores al iniciador y al detonador.

Un símil, si se quiere, en la práctica de este tipo de regresiones, sería como entrar en un campo de minas a sabiendas de que lo es y donde se tiene localizada una de ellas, para así proceder a la localización de las otras que están conectadas a esta ya conocida, e ir desactivando todas las que están entrelazadas. Ahora bien, si de entrada se localiza la causa iniciadora que está conectada y engancha a las demás, el proceso es mucho más sencillo y rápido. Y en este proceso de desactivar todo el campo minado, se ha de ir haciendo por partes debido a que una iniciadora está enganchada a otras muchas que son las detonadoras, pero hay más grupos de iniciadoras que se han de ir localizando para realizar el mismo trabajo anterior y proceder al limpiado total de las causa que alteran al paciente.

 

  • ¿Las regresiones, por sí mismas, me soluciona el problema?

Las regresiones localizan los hechos traumáticos que alteran al paciente, los neutraliza y el paciente sabe que ha de hacer posteriormente. Se insiste, una regresión localiza la causa, la neutraliza y se adquiere el conocimiento de lo que afectaba y qué hacer para que no afecte más, pero posteriormente con terapia se adquieren más herramientas para que los cambios se afiancen. 

 

  • ¿Cuánto dura una regresión?

La respuesta a esta pregunta es la misma para cualquiera de los tres tipos de regresión hipnótica que realizamos, por tanto, si es una regresión que se haga a vida actual, como si es a una vida pasada o a VEV, se sabe cuándo se empieza, pero no cuándo se termina. Hemos tenido regresiones de hasta 10 horas de duración. Aunque la media puede estar alrededor de una hora y media.

 

  • ¿Cuándo se hace una regresión a vida actual?

Exclusivamente cuando lo consideramos absolutamente necesario. Y para ello, en cualquiera de las tres tipos de regresiones que usamos se necesita de una serie de sesiones de preparación. Lo que sí podemos asegurar es que una de las cuestiones más hermosas que se pueden revivir en este tipo de regresión es ver el nacimiento y experimentar los primeros momentos en brazos de la madre.

De cualquier manera, los procesos y técnicas que usamos en la terapia convencional solucionan con gran rapidez los hechos traumáticos que padezca el paciente. Sólo cuando algo muy concreto y localizado que no termina de remitir con la rapidez que sabemos que es habitual se consiga, se procede a una regresión.

 

  • ¿Hay que tener una edad determinada para realizar una regresión?

No, pero no tratamos a menores de edad. 

 

  • ¿Para qué sirve una regresión a vida pasada?

Normalmente se suele localizar algún elemento común en una vida pasada que en la actualidad está concatenada con algo que afecta al paciente. Sea el ejemplo, concreto y real, de una paciente que tenía miedo al mar en vida actual, y en una vida pasada resultó que murió ahogada en el mar tras un naufragio. O el de quien actualmente no se acercaba a precipicios o lugares en altura debido al miedo que tenía en caerse, y resultó que en vida pasada había caído desde una gran altura produciéndose serios daños físico. Y por último una chica que no soportaba que le tocaran los pies y cuando ello ocurría reaccionaba de forma brutal a quien lo hiciera, y en una vida pasada revivió el hecho de que le habían quemado las plantas de los pies como castigo de algo que no había hecho y de lo que se le acusó falsamente por envidia.

De cualquier manera, se puede localizar la relación que actualmente se posee con ciertas personas en su vida actual y con las que ya interactuó en pasadas en distintos papeles y roles, comprobando si tuvieron circunstancias agradables o no, si se quería, amaban u odiaban, y cómo en la actualidad ello tiene alguna relación con esas personas, normalmente cercanas, con las que ciertos aspectos se están repitiendo de forma inversa y qué hacer para resolver las desavenencias que se puedan estar teniendo, o incluso para apreciar más a alguien que en vida actual está muy cerca al paciente de forma favorable, como profesor – por ejemplo -, y que en una vida pasada también lo estuvo como madre, por ejemplo.

Recordar vidas pasadas ocupa muchas sesiones de regresión, y hasta el mismo Brian Weiss reconoce en sus libros que ha tenido a pacientes durante un año en este proceso para ir solventando alteraciones actuales que tenían cierta similitud o concatenación en muy distintas vidas pasadas. Pero las nuevas técnicas han conseguido centrar el proceso entre 8 y 12 sesiones.

 

  • ¿Cuánto es el costo de una regresión?

Sea el tipo de regresión que se haga, a vida actual, a vida pasada o a VEV, siempre es el mismo: 60 euros.

 

  • ¿Una regresión a VEV qué ofrece?

Más qué ofrece, en qué puede beneficiar al paciente. Cuando el paciente llega a esta experiencia, el mayor miedo que el ser humano posee, por lo general, que es el miedo a la muerte, desaparece. Aunque este hecho se consigue con las reiterativas regresiones a vida pasada, no sólo con una. Pero en VEV este miedo es solucionado con mucha facilidad. Aquí el paciente detecta perfectamente su origen álmico, puede ver la relación de su vida actual con otras anteriores, cómo ha ido adquiriendo distintos cuerpos en base a lo que quería experimentar en esa vida, si ha conseguido su propósito o si le quedó algo pendiente y lo concluyen con otra vida posterior. Conoce de la relación íntima, álmicamente hablando, que le une a las personas más cercanas en esta vida, ya sean queridas o no, además de ver la multitud de veces que encarnaron juntos en distintos papeles y géneros para ayudarse mutuamente en los propósitos que individualmente se propusieron. Observa con qué almas tienen más afinidad y por qué. Pero lo mejor es saber el por qué y para qué poseen la actual encarnación, pero el cómo es algo que se ha de realizar de forma voluntaria y libre sin que haya un condicionamiento previo en la vida que está experimentando. Dicho con un ejemplo, es como si una encarnación tuviera el propósito de ir del punto “A” al “H”, como ir de Cádiz a Barcelona, por ejemplo, pero el cómo ir es algo que no se marca, así que las posibilidades son enormes en ese propósito que el alma se propone. Por tanto, no se ha de esperar que se le indique, en el espacio de VEV qué tiene que hacer, cómo o cuando, pues se le da la libertad para que tome sus propias decisiones. Por tanto el paciente en esta regresión descubre el propósito de su vida, pero el cómo hacerlo no está marcado más que en el inicio y el final, y el trayecto de en medio es algo que concierne a su propia libertad sin que la vida esté determinada de antemano. Y sobre esto se puede ampliar mucho, pues además sabemos mucho de este tema, que es el que más nos gusta realizar en nuestra labor terapéutica, pero es mejor que el paciente lo descubra por sí mismo.

 

  • ¿Pero una regresión a VEV me soluciona la vida?

Tu vida la solucionas tú, pero este tipo de regresión lo que sí te ofrece es un gran número de pistas para eso que llamas solucionar tu vida, aunque preferimos decir que son pistas para lograr el propósito que te has marcado en la misma, y son pistas muy solventes que te ayudarán en lo que quieres conseguir en la experiencia de la vida que vives actualmente.

 

 

Psico2 en redes sociales

psicologos PSICO.DOS